jueves, 1 de agosto de 2013

El gato de Alekhine



Ajedrez Jubilado



Surgió a fines del siglo pasado jugándolo al ping-pong a 5 minutos en la sala de juego de ajedrez del subsuelo de la confitería Richmond en la calle Florida 466 en el centro de Buenos Aires. 

Había un jugador cuyo único objetivo estratégico de juego era cambiar y cambiar piezas para llegar al final de peones o peones y torres y cuando lo lograba, aunque se encontrara inferior siempre ganaba con su arte de jugar los finales de peones y torres en el poco tiempo disponible que quedaba, antes que se caiga la aguja. 

Un día decidimos proponerle jugar ya directamente esos finales, así por lo menos podríamos disponer de los 5 minutos para pensar y por eso, como se trataba del momento final de la vida del juego del ajedrez, fue bautizado cariñosamente

“Ajedrez Jubilado”.